lunes, 25 de febrero de 2008

Iglesias Protestantes en Venezuela (3ra Parte)

En 1827, el Libertador Simón Bolívar asistió en Caracas, a título personal, al matrimonio de Joseph Lancaster, quien profesaba la creencia de los cuáqueros. El cónsul de Gran Bretaña en Caracas, sir Robert Ker Porter, que era anglicano, oficiaba matrimonios y bautizos a miembros de su congregación en las casas de éstos o en la sede del consulado. En 1832, ya restaurada la República de Venezuela, Porter y un grupo de británicos radicados en Caracas y La Guaira, iniciaron la construcción de un cementerio protestante en la capital, con una capilla anexa.

A mediados de ese año, Diego Thompson, agente de la Sociedad Bíblica de Londres, que desde 1818 recorría las nuevas naciones hispanoamericanas, llegó a Caracas y permaneció algún tiempo en esta ciudad. El 17 de febrero de 1834, el Congreso de Venezuela dictó una ley, refrendada el día siguiente por el presidente José Antonio Páez, la cual declaraba en su artículo único: «No está prohibida en Venezuela la libertad de cultos».

Cuatro años después de la Independencia se inicia la presencia anglicana oficial en el país. Con la promulgación de la "Ley de Libertad de Cultos" (el 17 de febrero de 1834), el Cónsul Británico Sir Robert Ker Porter, en presencia del Presidente de la República, José Antonio Páez y demás autoridades, inaugura ese mismo año el "Cementerio Británico", siendo el Obispo de Bardos Lord William Hart Coleridge quien consagra la Capilla del Camposanto.

De este modo, quedó formalmente introducido el protestantismo en Venezuela, aunque su acción quedó en general limitada a personas de origen extranjero o a sus descendientes durante mucho tiempo, aunque al parecer sin actividades proselitistas. Hasta fines del siglo XIX, no hubo ningún otro intento de penetración protestante.

En 1878, un metodista fundó la iglesia "El Mesías" en Caracas, la cual se unió a la Iglesia presbiteriana en 1897, al llegar el misionero presbiteriano Theodore Pond, quien fundó la iglesia "El Salvador" en 1900.

En 1884, llegaron a Caracas el señor Biant y su hijo adoptivo Emilio Silva, ambos españoles y pertenecientes a los hermanos de Plymouth (llamados también Hermanos Unidos y Los Silenciosos), denominación fundada por el teólogo biblista inglés John Nelson Darby, autor de la doctrina del dispensacionalismo.

En 1892, hubo una tentativa de fundar la congregación luterana en Caracas, siendo enviado para eso desde Berlín el pastor Ramín de Beelitz. En 1899, llegó el señor David Finstrom, de la misión evangélica del Sur, de Londres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...